El primer curso de materiales compuestos organizado por ALMACO Chile y desarrollado en las instalaciones de la Fundación Cristo Vive en 2015, fue posible gracias al aporte de BASF y permitió la incorporación de 20 alumnos que desarrollaron tanto los aspectos teóricos generales del tratamiento de materias para la fabricación de productos en materiales compuestos, como la parte práctica en talleres habilitados para tal efecto.